Encuentra un tema que te interese

lunes, 26 de septiembre de 2016

5 beneficios de ser un pajero


1- Tu mano nunca te dirá que hoy no

A diferencia de la novia que puede racionarte cruelmente el sexo, o esa chica en la discoteca a la que le estás dando el poder de si rechazarte o aceptar acostarse contigo, tu mano siempre estará disponible. Podrás tener sexo con ella cuando quieras y cuantas veces quieras.

2- Desde cierto punto de vista te permite follarte a cualquier mujer

La paja ideal siempre viene acompañada de una buena dosis de imaginación. Siempre que te la corres alguien en tu mente está tomando el lugar de tu mano, puede que sea tu vecina, tu profesora, la presentadora de la TV, la súper modelo, etc. Con la paja no hay límites ni imposibles.

3- Chau riesgo de embarazo

La paja es la forma más segura de darte placer. Con una mujer corres el riesgo de que el condón se rompa y la termines embarazando, con la paja esto jamás, jamás, jamás pasará. Aleluya.

4- 100% protección frente a las enfermedades venéreas

Una vez más repito: la paja es la forma más segura de darte placer. Aun cuando se te rompa el condón con una chica y ella sea esteril, no sabes si ella está portando alguna enfermedad. Con la paja no hay miedo que valga, ni preocupación que considerar. 

5- Vas a tu ritmo, libre de la aprobación femenina

Conquistar a una mujer no sólo es un desgaste durante el cortejo, lo es también durante una relación sentimental o sexual. En todos los casos dependemos de la aprobación de la mujer. Con la paja no la necesitamos en lo absoluto, no tenemos que someternos a que nos exijan previos, a ir despacio, a durar mucho, etc. Con la paja todo está bajo nuestros propios términos.

sábado, 24 de septiembre de 2016

5 errores que llevan a una mujer a la soltería permanente


1- Exigir demasiado:

El problema con la mayoría de mujeres es lo que se le conoce como "pensamiento mágico".

La mujer por naturaleza es más selectiva y exigente que el hombre al buscar pareja. Mientras el varón por lo general solo se conforma con que la chica le parezca atractiva, la mujer busca un pack que va más allá del físico, pues también incluye personalidad, estatus, potencial para ascender en la vida, etc.

Eso es innato en las mujeres de todas las culturas y tiempos de la historia. Sin embargo, en la mayoría de culturas civilizadas ese instinto femenino era controlado por el sistema para que todo hombre pudiera conseguir pareja, y por ende haya más formaciones de familias estables y más producción para la sociedad. La gente soltera no suele producir más allá que para sí misma.

En culturas como la nuestra la mujer recién lleva unos cincuenta años donde puede comportarse con "total libertad",  lo que si bien al principio puede parecer perfecto,  también tiene aspectos que juegan en contra de la mujer misma. Tanta libertad a menudo lleva al individuo a no saber qué hacer con ella y a equivocarse con frecuencia, a veces bajo el riesgo de acarrear consecuencias irreversibles.

Estamos en tiempos donde cada uno busca más que nunca velar por sus propios intereses, así como la mujer ahora tiene la libertad de rechazar a cuantos hombres quiere en espera del "hombre perfecto", los hombres también  tienen  la libertad de buscar a la mujer que mejor les parezca. Piénsalo, muy probablemente tú también estés bastante fuera del concepto de "mujer perfecta" que el "hombre perfecto" tanto quiere ¿si no eres perfecta? ¿por qué crees que él, un hombre perfecto, te buscará y elegirá? Debes tener exigencias realistas, la verdad.

2- Proyectar sus criterios de selección en los hombres:

Un error de la gran mayoría de mujeres es pensar, quizá inconscientemente, que el hombre busca en la mujer lo mismo que ella busca en él, es decir no solo físico, sino también una personalidad poderosa, un sueldo estable, un potencial de crecimiento, independencia en todos los aspectos posibles, etc. Falso, hombres y mujeres buscamos cosas distintas en el otro, tal como se explicó en el primer párrafo del punto de arriba.

Para un hombre, una mujer no se vuelve más atractiva por haber formado su empresa, por tener personalidad dominante, etc. Un hombre con roce social y buena billetera es mucho más interesante para las mujeres, pero eso no aplica para ti, señorita. Ser libre, independiente y empoderada no te traerá más pretendientes que si carecieras de todos tus logros, Una vez más, ten expectativas realistas.

www.womanimom.es

3- Dejar que pase el tiempo:

Cuando se dice que a un hombre por general le basta con que la mujer le parezca atractiva, ten presente que para el varón el atractivo femenino va muy ligado a la juventud. Por tendencia la mujer busca a hombres mayores que ella y el varón a más jóvenes que él. Lo curioso es que mientras la mujer actual puede ser más flexible con ese instinto y hoy tener a una pareja dos años menor cuando el año pasado andaba con un hombre seis años mayor, el hombre -mientras esté en posición de elegir- siempre, siempre, siempre, siempre escogerá a las más jóvenes, y si están entre los 18 y 25 años, pues mejor. La verdad sin filtros.

Está bien que postergues la idea de un compromiso serio porque quieras vivir la vida loca, sacar tres títulos universitarios, o lo que quieras. Pero comprende que tarde o temprano el sentimiento maternal/familiar te tocará a la puerta, y si te agarra después de los 30 o 35 años, tendrás muchas cartas en tu contra. Tómalo en cuenta por lo menos. Suerte.


viernes, 23 de septiembre de 2016

5 posibles falsas señales de calvicie

Llega un momento en la vida de un gran porcentaje de hombres donde aparentemente la cabeza va dando sus primeras señales de alopecia. La obsesión de quedarse calvo y exhibir una bola de billar puede llevar a una sugestión terrible, viendo alopecia donde quizá no la hay en lo absoluto. A continuación conocerás unos cinco indicios precipitados de calvicie. 

Ojo, no es que se traten sí o sí de falsas alarmas, sino de detalles que muchas veces llevan a conclusiones precipitadas y autodiagnósticos que pueden llevar a decisiones fatales, como automedicarse (minoxidil y finasterida) y acelerar la caída o quedarse calvo de verdad cuando el cabello no iba por ese rumbo.

1- Los pelos en la ducha y la almohada



La mayoría de hombres no suele darle importancia a los pelos dejados en la almohada, el peine o la ducha hasta que pasan una de dos cosas o ambas a la vez:

a- Dieron por casualidad con un artículo que habla sobre la calvicie y se empiezan a preguntarse si algún día les atacará a ellos.
b- Efectivamente el cabello se está cayendo más de lo habitual y por ende la alopecia está dando sus primeros avisos.

Mayormente, por lo menos a edades tempranas, lo que ocurre es lo primero: el individuo le agarra una repentina atención al tema y por primera vez se fija en los pelos que deja. El consenso entre los expertos es que normalmente se caen unos 80 o 100 pelos por día (depende mucho de cada organismo, clima, etc) y que luego vuelven a crecer (en un cuero cabelludo sano), éstos están repartidos entre los que se dejan en la almohada, los que se caen al lavarse el cabello, peinarse, los que se caen por ahí al caminar, etc.

2- Caída de cabello en otoño


www.farmaciaguayonje.com

Hay quienes sí echaban cierto ojo a los cabellos que dejaban caer durante el día, y repentinamente notaron que estos fueron aumentando a lo largo de semanas. Antes de sacar conclusiones precipitadas fíjate en la estación del año. Aunque aún no hay una razón estrictamente científica que lo avale al 100%, la mayoría de los expertos reconoce que las personas suelen aumentar la caída capilar durante el otoño, pero que después dicha caída se regula y lo perdido vuelve a crecer.

3- El comentario de un amigo



Puede pasar que estás con tu amigo en el omnibus, tú sentado y el otro de pie a tu costado conversando, y de repente éste se queda mirando tu cabeza y dice "oye, te vas a quedar calvo jajajaja". No es que su comentario sea necesariamente falso, sino que no debe ser motivo de alarma prematura.

Usualmente nadie se fija en nuestros detalles corporales tanto como uno mismo, y cuando por casualidad alguien lo hace, puede mostrar sorpresa al ver algo que antes ni se tomaba la molestia en observar. Tal vez lo que pasó es que tu amigo por primera vez conoció tu remolino o tu cabello fino de nacimiento. Quizá él si se está quedando calvo y ni enterado porque nadie le ha mirado la cabeza con atención más de un segundo.


5 argumentos ad hominem que usan las feministas cuando las criticas

www.sitiosargentina.com.ar

En muchos países, y desde luego también en internet, el feminismo se está convirtiendo en una dictadura, y aunque muchas no lo quieran admitir, también en una versión femenina de machismo. El feminismo se pretende imponer como una verdad divina que no puede ser cuestionada, y quien se atreva a ello se convertirá automáticamente en un ser despreciable. 

Al menos eso parecen entender los hombres y mujeres defensores del feminismo que, en lugar de mantener la calma y usar argumentos que pongan en evidencia el supuesto fallo de sus detractores, se valen de penosas falacias ad hominem que no refutan nada, sino que solo tienen como propósito avergonzar al oponente tocando sus posibles orgullos o inseguridades personales. Aquí una lista con las cinco tácticas de vergüenza o argumentos ad hominem preferidos por el feminismo popular.

1- "Seguro eres un resentido al que ninguna hace caso"

Este sin duda es el favorito de toda mujer cuando un hombre critica algún defecto de ella o del grueso del género femenino, y obviamente su uso se hace mayor cuando se trata de defender al feminismo. Quien lo emplea está, sin recovecos, confiando en que el interlocutor se sentirá fuertemente atacado y perderá los estribos (y por ende la discusión) en lo que resta del conflicto entre posturas,

Este ad hominem toca lo que tanto hombres como mujeres saben que es el principal punto del orgullo masculino: su éxito entre el público femenino. Detrás de ese ataque se esconde un trasfondo de ideas tales como "eres un fracasado sexual", "eres feo y por eso a ninguna le gustas", etc. Lo curioso es que las feministas no se dan cuenta que al valerse de este recurso están cayendo en lo que tanto odian: el machismo y sus estereotipos de género, pues están sugiriendo que un hombre que no atrae mujeres es desechable y motivo de burlas.

Muy a parte de que están cayendo en una contradicción ideológica al emplear ese recurso bajo, resulta que las críticas del oponente se mantienen 100% intactas, ya que no se les ha atacado, solo se ha buscado minar la imagen del otro. Y es sumamente necesario que el atacado se dé cuenta de ello y no muerda el anzuelo.

2- "Seguro eres gay" o "seguro eres un marica"

Con propósitos idénticos al anterior, lo especial de este ad hominem es la fatal contradicción en la que cae la feminista al emplearlo, porque al usar la designación de homosexual como una manera de ofender, no hace más que escupir contra la ideología de género y el respeto a la comunidad LGBT que su movimiento tanto defiende. Una vez más los argumentos del detractor, buenos o malos, están intactos.



3- "¿Acaso no tienes madre?" o  "¿no quieres a tu madre?"

Uno de los ataques favoritos. Aunque no necesariamente es el más usado, es el que consigue intimidar con mayor efectividad al contrincante, porque a diferencia de las dos anteriores donde se busca atacar directamente la virilidad del detractor, aquí se pretende descalificarlo no solo como varón, sino como hijo y como ser humano ¿qué sociedad no desprecia al mal vástago?

Sin embargo, de todos los ad hominems de la lista, este es el más absurdo.¿qué relación hay entre un mal hijo con la crítica al feminismo? absolutamente ninguna, es una falacia a todas luces. Y el razonamiento de dicho "argumento" se vuelve todavía mucho más estúpido cuando consideramos que gran parte de las feministas de hoy ni siquiera planean tener hijos, sino que apoyan el aborto y maldicen el rol de una madre. Por supuesto, los argumentos del crítico están 1000% intactos de nuevo.


4- "Eres un misógino"


www.paginasiete.bo

Uno de los más usados pero también de los más débiles porque cada vez menos hombres se dejan amedrentar por él. Quien se vale de esta táctica busca aprovecharse del panorama actual en donde la mujer se ha vuelto una especie de cristal intocable, para así hacer que todos los presentes se vayan en contra del crítico.

Como etimológicamente el misógino es alguien que odia a la mujer (aunque según el diccionario es quien solo siente aversión o desconfía de ellas), que alguien sea considerado misógino es meterle todos los juicios posibles en uno: poco hombre, traumado, mal hijo, gay reprimido, etc.

Lamentablemente para ellas cada vez menos hombres se dejan sorprender por este absurdo.  Llamar a alguien misógino por criticar al feminismo es como llamar antihumano a una persona que critique a la sociedad o como llamar comunista a quien critica la avaricia de los empresarios. Una vez más, este tipo de respuestas no hacen ningún rasguño a los argumentos del oponente.

5- "Seguro tienes el pene chico", "eres un violador en potencia", "ojalá no tengas hijas", etc

¿Es necesario explicar algo?


martes, 20 de septiembre de 2016

5 canciones excelentes para tu inminente suicidio


Si estás pensando en quitarte la vida lo más hundido posible (o solo "morirte" por un rato), agradecerás cada una de estas recomendaciones.

1- Apati - Allt Är Sig Likt (Apatía - Todo es igual)


"Me levanto a mitad de la noche con el estómago tan vacío como mi alma". Así empieza esta canción de la banda sueca Apati, un grupo que toca un rock que a menudo coquetea con el black metal y el post punk. Este no es el caso, pero te recordará lo monótona y depresiva que es tu existencia en contraste a lo bien que le va a los demás. Si tienes 30 años no te preocupes por esperanzarte en el futuro, si te sientes igual que a los 25 y a los 18, es porque te sentirás igual siempre ¿para qué seguir postergando la decisión final? 




2- Lifelover - Höstdepressioner (Amante de la vida - Depresión otoñal)

Lifelover es otra banda sueca de depressive rock que en algunos temas combina el género con el black metal y el punk, aunque aquí tampoco es el caso. Bueno, lo que sí queda claro es que el nombre de la agrupación no es más que una ironía si tenemos presente el contenido de sus letras.

"Dispárame en el brazo con heroína o ponme una bala en la cabeza. Dame un escape rápido de aquí". Hermoso y fatal, no hay más qué decir. Ya puedes tirar del gatillo.


3- Happy Days - Don´t Go (Días Felices - No te vayas)

No es necesario aclarar que estamos ante otro caso de nombre sarcástico. Esta canción es para quienes, aunque suene patético, piensan perder la vida a causa del amor. Si alguien piensa suicidarse por este motivo, es mejor que al menos tenga la suficiente dignidad y en su carta aduzca cualquier otro motivo. Incluso matarse porque falleció el perrito de la casa es preferible a hacerlo porque la chica de turno eligió a otro para chuparle la polla.

Ah, por cierto, es depressive black metal áspero y lento, pero que se pone depresiva y deliciosamente interesante gracias al punteo post rock a partir de la mitad en adelante



4- Polly Scattergood - Poem Song (Canción Poema)

Esto no tiene nada de metal corta venas ni rock, es una canción sencilla con piano y toques de otros instrumentos, pero con un sentimiento hermoso y profundamente triste. Al escucharlo uno se imagina en una mañana de otoño o primavera donde todos se encuentra bien excepto tú. "El tiempo trae, el tiempo trae, el tiempo trae, el tiempo trae siempre muchas lagrimas", tierno y desgarrador.
Esta no es la versión completa, solo un fragmento y la animación hecha por una fan.




5-  Nick Drake - Day is done (cuando el día se ha ido)

Una canción muy realista que refleja la tristeza de alguien de cualquier edad. Quizá no incentive el suicidio, pero sí la más poética resignación. 



miércoles, 14 de septiembre de 2016

¿Por qué los hombres le temen al compromiso / matrimonio? 5 RAZONES VERDADERAS (ningún Peter Pan ni qué ocho cuartos)



Nota: Un hombre con miedo al compromiso en por lo menos el 90% de los casos es un varón de 30 años en adelante, con estabilidad económica y con un mínimo aceptable de capacidad para atraer mujeres.

1- Un importante grupo de las mujeres que los pretenden tiene más de 30 años



Sí, comúnmente mantras como el "los hombres temen al compromiso, "los hombres se asustan ante mujeres fuertes e independientes", etc, vienen de mujeres que están como mínimo a un pie de la treintena en adelante. Cuando una mujer más joven dice las mismas frases, casi siempre solo es porque están repitiendo como loros lo que sus tías o amigas mayores andan diciendo.

En este caso específico, el "miedo" de los hombres para formalizar con mujeres ya no tan jóvenes se traduce en el lenguaje de la sinceridad como un "no les interesan las treintañeras, así de simple". Sucede que los hombres por naturaleza siempre prefieren a lo largo de su vida a mujeres más jóvenes que él, y una vez que pasan la treintena o incluso llegan a los cuarenta, siempre sentirán una atracción especial por las veinteañeras, y si se pueden permitir ir tras ellas (el estatus social a menudo es una llave para ello), sin duda lo harán. 

Por eso, siempre, aunque suene machista, las mejores oportunidades que tiene una mujer para enganchar un hombre toda la vida es durante sus años dorados (sus veintes). Las chicas de hoy están en todo su derecho a usar su rango de edad mejor cotizado en lo que deseen (amor libre, promiscuidad, etc), pero a menudo la triste consecuencia es que terminado su mejor decenio atraviesen por serias dificultades para formalizar, y de hecho muchas terminan condenadas a la soltería.

Mujeres, sean todo lo libres que quieran, pero entiendan que hay posibles escenarios futuros como consecuencia y culpar a otros no es propio de una persona libre e independiente.


2- Quieren aprovechar su mejor momento (sus 30s), tal como lo hicieron las mujeres con el suyo (sus 20s)


Un hombre que supo aprovechar su tiempo, llegando a puertas de los treinta años o atravesando ya esa franja, se encontrará cara a cara con la estabilidad laboral, un buen sueldo, un auto, un departamento o quizá hasta un techo propio. Esos logros con frecuencia convierten a un hombre en "interesante" para un grupo o gran grupo de mujeres de todas las edades.

A menudo ese estatus obtenido sirve como un buen complemento: si el varón en cuestión es guapo, ahora su estabilidad lo volverá más atractivo; si es normalito o feo, su poco atractivo natural se verá compensando por sus logros.  No obstante, cabe resaltar que eso no sucede con la mujer; aunque ella en estos tiempos también alcanza estabilidad más o menos a la misma edad, para un hombre una chica no se vuelve más por alcanzar el éxito: si es guapa, su éxito no la hará más guapa; si es fea, su éxito no le compensará nada ante el sexo opuesto. 

Una fémina de 30 años o más, por más desarrollo profesional que tenga, es una candidata de segunda o tercera categoría (a veces menos) para un hombre en su mismas o mayores condiciones. Sí, ajá, es ignorada por su edad y el deterioro físico que eso implica.  Como se dijo en el punto anterior, la juventud es un requisito del hombre, y más si éste tiene poder para elegir.

Una mujer promedio de veinte años puede comerse a cuantos hombres quiera, está en su mejor momento. Un hombre promedio de veinte años (promedio = atractivo físico regular, poca extroversión, poco dinero, poca o nula popularidad, etc) a menudo sufre en silencio por la falta de atención femenina. Su momento de atractivo potencial recién llega cuando pasa los treinta y alcanza parte de sus metas. Irónicamente para las mujeres, justo en ese periodo, su poder sexual va cayendo en picado. Paradojas de la naturaleza que no nos hizo iguales.

Así como ellas tienen el derecho de usar sus veintes para despreciar muchos hombres en aras de experimentar siempre con "los mejores" ¿por qué ahora ellos deben renunciar a su derecho de disfrutar de la variedad adolescente/juvenil y el no compromiso? Qué síndrome de Peter Pan ni qué nada, chicas, no sean egoístas, el solipsismo es una filosofía que no se sostiene.


3- Las mujeres que los pretenden a cierta edad suelen estar "muy usadas" y con ciertos "traumas"



Es comprensible que este punto parezca muy ofensivo, pero para bien o para mal es el punto de vista que comparten casi todos los hombres aunque no siempre lo digan en voz alta frente a una chica. Resulta que no solo la edad se vuelve un obstáculo para una mujer, sino también que cierta cantidad de años encima sugiere un kilometraje emocional y sexual, que en los tiempos que vivimos probablemente sea demasiado alto. 

Vamos, por más que ahora todos se la quieran dar de modernos y feministos, a casi ningún hombre le es indiferente la cantidad de parejas sexuales que haya tenido una mujer, menos aun cuando el varón en cuestión no pudo tener el mismo recorrido en su época de veinteañero (de hecho, la mujer promedio siempre fornica más que el hombre promedio). Esa sensación de que estará en desventaja, de que será comparado con todos los amantes anteriores, de que nada de lo que haga la llenará porque otros ya lo hicieron, etc, difícilmente encuentra alivio.  

Por otro lado, el hecho de que una mujer llegue a cierta edad y no haya formalizado con nadie, también le sugiere al varón que algo anda mal en su equilibrio emocional. Y a menudo, por desgracia, eso es muy cierto, ya que tantas relaciones fallidas dejan ciertas manías y traumas en dichas féminas. A menudo esa situación es descrita por los hombres como "una mochila emocional pesada" que, quieran o no, terminan poniéndoles encima.


martes, 13 de septiembre de 2016

Ser negro en este mundo es una mierda (5 RAZONES)

1- Los asocian con la delincuencia y la matonería en general

Un estereotipo de los afrodescendientes es todo lo relacionado al robo y los actos ilícitos de poca monta, principalmente por culpa de la población negra de los Estados Unidos, en donde se dice que al menos el 50% de su total tuvo o tiene problemas con la ley.



2- Creen que solo escuchan rap

El rap es un género de origen afroamericano por excelencia, y aunque hoy en día existen raperos blancos y de otras razas y mezclas, los negros siguen siendo los principales exponentes por excelencia. El rap en su esencia más pura retrata la dureza de la vida en la calle, donde desde luego el crimen no es ajeno, eso por desgracia alimenta en sobremanera el estereotipo del negro delincuente.Si eres negro, no solo querrán molestarte diciéndote que escuchas rap (cuando quizá escuches jazz), sino que tendrán una buena razón para decir que vendes drogas o robas autos (si eres de latinoamérica dirán que escuchas reggatón o salsa).



3- Creen que en el mejor de los casos escuchan jazz

Si resulta que eres un negro refinado y no hay forma que te relacionen con un gueto, dirán que escuchas lo mejor del jazz y que en tu cuarto hay posters de Ray Charles. Y si insistes en que escuchas rock o metal, a duras penas aceptarán que escuches a Jimmy Hendrix.



4- La fama de ser un semental dotado no es siempre buena

Puede que para hacer a un lado la serie de prejuicios que recae sobre la población negra, se pretenda recurrir al orgullo que le produce al varón negro el hecho de tener un enorme pene y buen rendimiento sexual. Pero no todo es oro en este aspecto, ya que hay que tener en cuenta que esa generalización del negro vergudo es a menudo una compensación que se hace para opacar prejuicios como la supuesta animalidad e incluso presunta carencia intelectual del africano.

Además, yendo a circunstancias del día a día, a un negro el arquetipo del africano dotado le juega mal cuando su mejor amigo es un blanco delicado y para con él todo el día. Ese prejuicio del negro candente y de falo enorme no solo juega en contra de quien se relacione con él, sino contra él mismo.



5- Racismo everywhere

Todo lo anterior y más (junto al estigma de que sus ancestros hayan sido esclavos del hombre blanco en el pasado), hacen que sobre el negro caiga racismo todo el tiempo, ya sea de forma hiriente o como para hacer chiste (como intenta este improductivo artículo). No obstante, las cosas están cambiando desde hace mucho y todos los racistas se pueden ir a la mierda. 




jueves, 8 de septiembre de 2016

5 errores/defectos de las mujeres en el sexo

notihoy.com

1- Esperar que el hombre haga todo

No es justo que solo las mujeres se reserven el derecho de estar calificando y desprestigiando el rendimiento de sus amantes a la hora de reunirse con las amigas. Claro, normalmente los hombres no tienen la costumbre de estar criticando la performance femenina con los amigos, pero la poca voluntad de mover las caderas durante el coito, un sexo oral sin momentos salvajes y otros extras se traducen en una insatisfacción real que también merece ser cubierta,

2- Querer siempre previos y nunca "acción directa"

Los previos (llámese caricias, besos, manoseos con intensidad progresiva, etc) en el acto sexual son importantes para ambos miembros de la pareja. No obstante, mientras el hombre por lo general prefiere que dichos preliminares sean bastante cortos o inexistentes (cuando la excitación está al tope), la mujer casi siempre quiere que se haga un muy buen trabajo al respecto y con la disposición de tiempo necesaria.

Y está perfecto que el hombre busque ir al ritmo de la mujer para complacerla, pero las mujeres no deben olvidar que no se están masturbando, que están teniendo sexo con un hombre y que también deben estar dispuestas, en otras ocasiones, a darles de frente una mamada brutal y comenzar las embestidas como a ellos les gusta sin mayores preámbulos.


3- Preocuparse mucho por cómo lucen en la cama

Que está ojerosa, que no hizo abdominales las últimas dos semanas, que lleva dos días sin depilarse, que no se lavó el cabello esta mañana. Por favor, un hombre no suele ser tan detallista en la vida cotidiana, tampoco para el sexo, y mucho menos cuando la leche se le sale por los ojos.

4- No dejarse hacer sexo anal

La mayor fantasía de la gran mayoría de hombres es darle por atrás a su chica. Así como la mujer exige que su compañero sepa complacerla (con el tiempo, la paciencia y trabajo que eso demanda), es también justo que ella acepte hacer algo que vuelva loco al hombre: cumplirle esa fantasías a menudo.  

5- No ser más "guarra"

La frase "una dama en la calle, una puta en la cama" lo dice todo. Y no está mal, sino que es justo y necesario.