Encuentra un tema que te interese

lunes, 1 de mayo de 2017

Amor y sexualidad: 5 verdades incómodas sobre la naturaleza femenina


Jane Fonda y Roger Vadim

Las mujeres nunca aman a los hombres en las relaciones sentimentales, solo sienten por ellos una fuerte admiración. Si se esfuma la admiración, la relación comienza a tambalear. Es por eso que los ex siempre son llamados "perdedores" por ellas, necesitan que así sea. Si un "ganador" se convierte en un ex por X razones, este será una espina que ella difícilmente podrá borrar hasta que aparezca otro "más ganador".  El amor como tal, las mujeres solo pueden experimentarlo hacia sus hijos y en cierto grado también hacia otros familiares de sangre que sean cercanos.

Cabe mencionar también que de forma inconsciente, aun cuando una mujer se sabe muy enamorada de su hombre, constantemente evalúa a los otros a ver si conoce a uno que supere a la pareja actual. Es instintivo. 

VERDAD #2


Los conceptos de "buen partido", "aporte", "hombre con futuro", etc, y frases como "cuando el hambre entra por la puerta el amor sale por la ventana", con toda seguridad son creaciones femeninas basadas en su natural instinto de hipergamia. El amor romántico de una mujer es lo más condicional que existe en el universo, pues siempre está basado en el poder que un hombre proyecta y su capacidad proveedora.

Asimismo, otras frases como "el amor llega solo, no tienes que buscarlo", "paciencia que las cosas llegan", y toda oración donde el sujeto está como componente pasivo, es también creación femenina. Su naturaleza es pasiva y sabe que los demás (hombres) siempre se sentirán inclinados a cortejarla o a darle lo que necesita. Ay del hombre que cree en esos dichos y vive acorde a ellos, le espera pura desilusión y habrá desperdiciado el tiempo peor que un mendigo de sesenta años.

VERDAD #3

TodaNoticia

A veces parece que el amor de las mujeres no fuese interesado en ningún punto. Hablamos de esos casos en donde el hombre que la acompaña no es ni guapo ni solvente, ni de provecho alguno. Lo curioso es que dicho varón termina siendo bandolero, maltratador o malvado en cierto sentido. Esto ocurre porque las mujeres no solo admiran el poder productivo de un hombre, sino también su poder oscuro en términos psicológicos. Con más probabilidad se sentirán atraídas hacia un tipo amargado y maquiavélico que hacia alguien aburrido y monótono pero que tiene cosas inteligentes que decir. 

Esto se da generalmente en mujeres muy jóvenes puesto que la estabilidad económica y emocional ya es proveída por sus familiares, por lo que no necesitan buscarlas en un hombre. Es en esa etapa donde son susceptibles a actuar con un fuerte masoquismo sentimental. Cuando se trata de mujeres a partir de la mediana edad, casi siempre es porque sienten que no tienen otra opción (problemas severos de autoestima).

VERDAD #4

Es muy raro que las mujeres tengan sentimientos de gratitud hacia el novio o esposo que se sacrifica día a día por ellas, esto se debe a que dicha entrega de la pareja masculina es tácitamente obligatoria y esperada, es lo "normal". Se trata de un "tratado invisible" vigente desde los tiempos de nuestros ancestros cavernarios. Ellas a menudo son incapaces de siquiera notar cuando dicho tratado se cumple, pero sí detectan al instante cuando no se está cumpliendo.


VERDAD #5


En términos prácticos y no teóricos, las mujeres no tienen muchos problemas con el machismo ni el sexismo, ni con las perversiones sexuales. La cuestión para ellas está en quién sea el portento o regente de dichos comportamientos. Es así que el hombre común y corriente es despreciado por ello, mientras que el guapo y/o exitoso es alabado e incluso buscado. El obrero mañoso y el oficinista libidinoso son pruebas del primer caso; el rapero pervertido de moda o el deportista mujeriego de élite lo son del segundo caso.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario