Encuentra un tema que te interese

lunes, 1 de mayo de 2017

Amor y sexualidad: 5 verdades incómodas sobre la naturaleza masculina


VERDAD #1


Generalmente la fidelidad de un hombre no radica en un "alto valor moral", sino en que las mujeres son un bien moderado o escaso en su vida, además porque sabe que para poder estar con otras debe ponerse en acción constante y eso le parece algo trabajoso. Por eso muy rara vez es fiel un hombre muy guapo, muy adinerado o exitoso. Curiosamente, aun cuando las mujeres saben que estos hombres tienden a la infidelidad desmesurada, no escatiman en ir tras ellos. Ellos lo saben.

VERDAD #2

Thinkstock

Los hombres que tuvieron una muy mala relación con su madre son propensos a desarrollar misoginia (en el sentido más literal de la palabra), puesto que proyectarán ese desprecio en el resto de mujeres. Sin embargo, también tienden a volverse misóginos los hombres que fueron demasiado amados de niños, ya que buscarán un amor similar en sus parejas y nunca lo encontrarán. Lo curioso de este punto es lo que niños del primer caso (endurecidos) tienen muchas más probabilidades de atraer mujeres que los del segundo (blandengues y dependientes).

Un amor maternal moderado y equilibrado por la imagen paternal es lo que todo un niño necesita. Si luego de esto desarrolla misoginia por conocer a fondo a las mujeres a lo largo de su vida, no será una misoginia basada en el odio ni el fracaso, sino en la simple desconfianza y necesidad de tomar precauciones así como hacen ellas. Una especie de "misoginia racional".

VERDAD #3

www.elespectador.com

Un hombre que es poderoso dentro de un contexto determinado (líder de una pandilla; actor famoso; deportista de élite, etc) sabe que puede expresar sin temor sus fetiches y sus vicios. Sabe que estos no ahuyentarán a las mujeres y sabe que hay altas probabilidades de que su pareja prefiera compartirlo con otra a perderlo junto con su poder. 

Por el contrario, el hombre insignificante o promedio, sabe que no le aguantarán tonterías, ni su mujer ni nadie. Cuando por X motivos logra tener de pareja a una mujer por encima de su liga, él sabe muy bien que se ha ganado una especie de lotería, por lo que la bañará en engreimientos según sus posibilidades. Esa pedestalización tarde o temprano acabará ahuyentándola, pues ella se dará cuenta que está con un hombre menor.

La dinámica descrita en el párrafo anterior también aplica para los casos en que ambos miembros de la pareja son de la misma liga, pero en donde el hombre actúa como si fuese de menor categoría y sobrevalora a su fémina. También se mantiene vigente en relaciones donde el hombre es de mayor nivel, pero actúa como uno de menor.

guiasaludable.net

VERDAD #4

Todo varón necesita un mentor en su infancia, adolescencia y juventud. La imagen paternal es fundamental en el desarrollo de un hombre, ya sea ejercida por su verdadero padre o por un familiar masculino que desempeñe este papel de manera auténtica. Un padre blandengue por crianza, o ausente por no darse tiempo para estar con su hijo, contribuye a la formación de un hombre incompleto que durante toda o buena parte de su vida tendrá problemas de confianza en si mismo para tomar decisiones y para tratar a los demás, en especial a las mujeres. Por eso, por más loable labor que logre hacer una madre soltera, nunca podrá ejercer apropiadamente de "padre y madre" como comúnmente muchas presumen.


VERDAD #5

Casi todas las cosas que hace un hombre a lo largo de su vida, desde las estupideces más propias de la adolescencia y juventud hasta las más sofisticadas acciones de la adultéz, son hechas inconscientemente para atraer a las mujeres. Solo pocos, muy pocos, logran alterar en parte este entramado biológico y enfocar sus acciones a algo más elevado y personal. Por ejemplo: científicos, artistas y filósofos a lo largo de la historia.

Esto ocurre porque el hombre sabe que para ser amado debe mostrar poder, al contrario que la mujer que solo necesita existir y ser joven. Dicho esto, se desprende que el hombre no necesita sentir admiración ni respeto hacia una mujer para querer estar con ella, ni le interesa realmente su inteligencia, ni la considera más atractiva por sus reconocimientos sociales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario